Escáner de balotas electorales ImageCast Evolution

     

El ImageCast Evolution (Evo) es un contador de balotas electorales de papel y tabulador de votos activado por el elector. Un escáner de balotas Evo se encuentra en cualquier lugar de votación, donde escanea y computa las balotas electorales conforme se depositan en una urna electoral segura. El Evo escanea una imagen completamente digital de la balota electoral de papel y las marcas del elector y cuenta los votos electrónicamente. La balota se pasa entonces a una urna electoral sellada. Los votos tabulados y las imágenes escaneadas de las balotas electorales se almacenan en una tarjeta de memoria. Al final del Día de la Elección, la tarjeta de memoria se retira y se traslada de vuelta a la Oficina de Elecciones. Los resultados de cada tarjeta de memoria del lugar de votación se cargan al conteo total. Las balotas electorales de papel se conservan durante 22 meses para las elecciones estatales y 6 meses para las elecciones locales.

Dispositivo marcador de balotas ImageCast X

Cada lugar de votación cuenta con un dispositivo marcador de balotas ImageCast X diseñado para ayudar a los electores a marcar su balota. El dispositivo marcador de balotas está equipado con una pantalla táctil, ayudas en audio (en inglés, español y chino), un controlador táctil de audio con botones y etiquetas en braille, y ajuste de contraste y tamaño de texto. El dispositivo marcador de balotas también es compatible con dispositivos de asistencia personales tales como la tecnología de sip/puff y permite a todos los electores marcar su balota de manera independiente y privada.

El dispositivo marcador de balotas electorales únicamente marca una balota electoral, no cuenta votos. El dispositivo marcador de balotas electorales genera e imprime una balota de papel que contiene las elecciones del elector. Después se escanea la balota mediante el escáner Evo del lugar de votación para su tabulación.

Escáner de conteo ImageCast Central

El escáner de ImageCast Central es un escáner digital de alta velocidad que se usa para tabular todas las balotas electorales por correo (aproximadamente el 65 % de las balotas emitidas en una elección) y otras balotas no contabilizadas en los escáneres Evo del reciento electoral. Esta máquina escanea una imagen completamente digital de la balota electoral en papel y las elecciones del elector y cuenta los votos electrónicamente, pero a una velocidad mucho mayor que el escáner Evo del lugar de votación.

Prueba de lógica y exactitud

Previo a cada elección, cada pieza de equipo electoral que se usará para contar o marcar balotas pasa por un conjunto de pruebas de lógica y exactitud para asegurarse de que funcionen adecuadamente y tabulen los votos correctamente.

Cada unidad se analiza con un conjunto de balotas electorales previamente marcadas para verificar que funciona mecánicamente (las balotas se ingresan correctamente a través de los cinturones y rodillos sin atorarse), lógicamente (la unidad reconoce la balota electoral específica), y que es exacta (el equipo de votación lee y reporta el número correcto de votos esperado). La prueba de los escáneres Evo y de los dispositivos para marcar las boletas electorales inicia un mes antes de las elecciones y dura dos semanas. Los escáneres centrales se prueban el viernes previo a la elección. Todas las pruebas están abiertas al público.