Producción de las boletas

Las boletas de voto por correo se imprimen y se ponen en un paquete de boletas que se prepara para cada votante individual con base en su residencia. Además de la boleta, cada paquete incluye instrucciones de votación y devolución, así como una calcomanía con la leyenda “I voted” (Yo voté).

Envío de la boleta por correo

Las boletas de voto por correo se entregan al Servicio Postal de los Estados Unidos (United States Postal Service, USPS) para que se envíen a los votantes. Las boletas para los votantes militares y en el extranjero se envían 45 días antes de la elección. Todas las demás boletas de voto por correo se envían 29 días antes de la elección. Una vez que se entregan a la oficina de correos, las boletas se clasifican en rutas postales para entregarse a los votantes.

Rastreo de las boletas

Los votantes pueden registrarse para recibir notificaciones sobre cuándo se envió, recibió y contó su boleta si ingresan a WheresMyBallot.sos.ca.gov. Los votantes también pueden utilizar la herramienta My Voting Information (Mi información electoral) en este sitio web para confirmar que nuestra oficina haya emitido o recibido su boleta.

Cómo votar en la boleta

Las boletas deben marcarse con tinta azul o negra, y se deben colocar en el sobre de devolución. El sobre debe estar firmado y sellado.

Los votantes no necesitan una boleta nueva si cometieron algún error al marcarla. Simplemente deben marcar la boleta de tal manera que su intención quede clara. Si una boleta se dañó físicamente o se perdió, el votante puede solicitar un reemplazo.

Devolución de la boleta

El franqueo está pagado para todas las boletas que se van devolver, por lo que se pueden dejar en cualquier buzón. Las boletas también pueden devolverse en un buzón seguro. Nuestro personal recoge las boletas devueltas en el USPS y los buzones seguros, y las regresan a nuestra bodega para procesarlas.

Las boletas deben matasellarse antes del día de las elecciones o devolverse a un buzón seguro antes de las 8 p. m. del día de las elecciones.

Verificación de las boletas

Una vez devueltas, cada boleta se pasa ante un clasificador que captura la imagen de la firma del sobre. Después se compara esa firma con la firma registrada para determinar si coinciden. Después de que se revisa la firma, la boleta se pasa ante el clasificador por segunda vez y se agrupa con base en su estado: aceptada, no firmada o se requiere revisión adicional.

Para los sobres devueltos con una firma faltante o que no coincida, se envía una carta al votante y se le da la oportunidad de proporcionar su firma a fin de que su boleta pueda contarse.

Una vez que se acepta la firma, se le da al votante un historial de participación y su boleta pasa a procesamiento.

Las boletas devueltas desde otros países se entregan a la oficina electoral correspondiente.

Procesamiento de la boleta

Las boletas aceptadas están listas para su extracción. Los sobres se abren utilizando un abrecartas de alta velocidad y se agrupan en lotes.

Los sobres agrupados se reparten a equipos de dos para su extracción. Las boletas electorales se sacan de los sobres y se cuentan y orientan.

Los sobres, ahora vacíos, se empacan para almacenarse. Las boletas se empacan y se transportan a la sala de conteo para contarse.

Conteo de boletas

Cada lote de boletas se pasa por un escáner de boletas que lee las marcas que tienen.

Los escáneres no calculan los resultados al escanear, simplemente interpretan las imágenes. A las 8 p. m. de la noche de la elección, los resultados se cuentan y se publican en línea.

Excepciones de procesamiento

Cuando el escáner no puede leer una marca, se envía a evaluación. En evaluación, un miembro del personal revisa la boleta e indica al sistema la intención del votante. Si una boleta se encuentra dañada físicamente y el escáner no puede leerla, se separa para duplicarla. Un equipo de dos personas examina la boleta dañada para determinar la intención del votante y luego hace un duplicado al marcar una boleta en blanco. La boleta original y su duplicado se marcan para que puedan identificarse.

Retención boletas

Todas las boletas y los materiales de la elección se sellan y se almacenan de forma segura durante 6 o 22 meses antes de destruirse.